DOLOR ONCOLÓGICO

La gran mayoría de personas con cáncer experimentan algún tipo de dolor que puede deberse a la progresión propia de la enfermedad, a las patologías asociadas o al tratamiento que haya sido aplicado contra la misma.
Suelen ser causas del dolor oncológico la invasión tumoral de huesos, vasos sanguíneos o nervios; la obstrucción intestinal; y los efectos secundarios propios de procedimientos terapéuticos tales como la quimioterapia y la radioterapia.
En la CDM abordamos la complejidad de este tipo de dolor apoyados en nuestra gran experiencia y con la aplicación de tratamientos que incluyen analgésicos potentes y técnicas intervencionistas, que son aquellas mediante las cuales es posible localizar y tratar las áreas que causan el dolor de manera directa y precisa. El apoyo psicológico es fundamental en la mayoría de los casos.

TRATAMIENTO DEL DOLOR ONCOLÓGICO