LESIONES DEPORTIVAS

El dolor por lesiones deportivas es una limitante frecuente para el óptimo rendimiento en el deporte. Puede producirse por la práctica del deporte en sí, debido a cargas realizadas en el desarrollo de entrenamientos y competiciones; por accidentes o lesiones agudas generadas por imprudencia, falta de una técnica adecuada o por el contacto con terceros; por lesiones crónicas; y por degeneración articular en personas maduras.
En la CDM, siempre que el diagnóstico lo permita, identificamos y abordamos el sitio de la lesión a través de técnicas intervencionistas, con las que se trata el dolor de manera directa y precisa, con el fin de procurar una rápida recuperación y la pronta reintegración del deportista amateur o profesional a su rutina.
Las lesiones dolorosas que tratamos con mayor frecuencia tienen que ver con el hombro de nadadores y de jugadores de deportes de raqueta, síndrome piramidal (irritación del nervio ciático a la altura del músculo piramidal), fascitis plantar (la condición más frecuente de dolor en el talón), rodilla de corredor, trocanteritis (inflamación del sitio donde los músculos se insertan en el fémur) y la disfunción sacroilíaca (afectación de la articulación que conecta el sacro con la pelvis)

TRATAMIENTO DE LESIONES DEPORTIVAS