Tratamiento de nervios esplácnicos para el dolor de cáncer de páncreas

El dolor que produce el cáncer de páncreas puede llegar a ser de intensidad severa, con el agravante de que su manejo analgésico es complejo en la mayoría de los casos. En la Clínica del Dolor recurrimos al tratamiento de los nervios esplácnicos para tratarlo, siempre y cuando las condiciones médicas del paciente lo permitan.

El páncreas es una glándula de unos 15 centímetros de largo que se ubica entre el estómago y la columna vertebral. Su función primordial es la de producir hormonas que ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre, y, además, enzimas que ayudan en la digestión

Síntomas del cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas no es fácil de diagnosticar debido a que sus síntomas iniciales son imperceptibles. A esta dificultad se añade que el páncreas se encuentra oculto detrás de otros órganos, lo que hace que sea más complicada la detección de tumores en exámenes rutinarios.

Entre los principales síntomas que produce la enfermedad se encuentran:

  • Coloración amarillenta de la piel y de los ojos (ictericia)
  • Dolor en el abdomen y la espalda (en cinturón)
  • Pérdida de peso
  • Fatiga

Un cáncer doloroso

Se estima que más del 80% de los pacientes con cáncer de páncreas padecen dolor abdominal y dorsolumbar, y que de cada 100 personas que tienen este tipo de cáncer, 70 lo describen como un dolor severo.

Estos datos evidencian que el dolor es un reto en sí de esta enfermedad y de la forma de manejarla.

El problema radica en que este tipo de cáncer puede invadir y ejercer presión en los nervios cercanos al páncreas, lo que genera un fuerte dolor en el abdomen y en la espalda. En este caso concreto, los nervios afectados pueden ser los esplácnicos y el plexo celíaco.

Acerca del tratamiento de este último, fue abordado ya en nuestro blog, más exactamente en la entrada que lleva por título Bloqueo del plexo celíaco, el alivio del dolor abdominal crónico.

¿Qué son los nervios esplácnicos?

Los esplácnicos son tres nervios que se disponen lateralmente por la columna vertebral y que, en atención a su tamaño y ubicación, se denominan mayor, menor e inferior. Nacen de la cadena simpática torácica y los tres confluyen en la cara lateral de las vértebras T11 y T12. Se trata de un punto clave para los especialistas en el tratamiento del dolor, pues es el lugar idóneo para la aplicación de las técnicas intervencionistas.

Tratamiento farmacológico del cáncer de páncreas

Debido a su intensidad, el tratamiento del dolor producido por este tipo de cáncer requiere el uso de sustancias como la morfina y otros opioides de gran potencia analgésica. Esto debe hacerse con un seguimiento médico estricto para evitar y prevenir posibles efectos secundarios.

Tratamiento intervencionista de los nervios esplácnicos

En algunos casos, en la Clínica del Dolor de Madrid recurrimos al tratamiento de los nervios esplácnicos para aliviar el dolor generado por el cáncer de páncreas y por el dolor visceral producido por la pancreatitis.

Este tratamiento de carácter intervencionista consiste en interrumpir la inervación simpática mediante la aplicación de radiofrecuencia térmica e inyección de medicación en la zona donde confluyen los nervios esplácnicos.

Con este bloqueo lo que se logra es que los nervios dejen de enviar estímulos al cerebro, y de esta manera se controla el dolor. Este es un tratamiento temporal, ya que al cabo de unos meses se reactiva la función de los nervios. Dependiendo de cada paciente, la duración puede variar entre los tres y los nueve meses.

¿Cómo es el procedimiento de tratamiento de los nervios esplácnicos?

El procedimiento se hace bajo sedación y anestesia local en los puntos donde se introduce la aguja. Es un tratamiento ambulante, que no requiere ingreso hospitalario y que se realiza bajo control radiológico. Los efectos secundarios son poco frecuentes y de carácter leve habitualmente (dolor en zona de punción, diarrea, etc.).

IMPORTANTE
Este blog tiene como objetivo dar a conocer la actividad de la Clínica del Dolor de Madrid al público en general. En ningún momento la información de estas líneas reemplaza el diagnóstico médico o la prescripción de tratamiento que determine el personal sanitario para cada paciente.